Nombramiento trascendente, nuevo escenario para el SICA

Los SG

Los siete Secretarios Generales del SICA desde 1993

El Sistema de la Integración Centroamerica se enfrenta a la necesidad de escoger un nuevo Secretario General. No está confirmado oficialmente pero ya el presidente electo de El Salvador ha anunciado que nombrará como canciller de su gobierno a Hugo Martínez, actual Secretario general del SICA y Canciller en buena parte de la legislatura del Presidente Funes que ahora termina.

El elegido será el octavo Secretario General del SICA desde su Fundación en una serie. ¿O debemos decir la elegida? No debe tardar el momento en que ese cargo sea desempeñado por alguna centroamericana, dada la importancia que el COMMCA tiene en el proceso y la existencia de precedentes en Secretarías presididas en este momento por mujeres.

El mandato de Hugo Martínez es intenso en cambios pero será corto, desde julio de 2013 hasta probablemente junio de 2014 cuando el gobierno de Sánchez Cerén tome posesión. Antes que él, desempeñaron ese cargo el hondureño Roberto Herrera Cáceres (1993-1996), su primer Secretario; el nicaragüense Ernesto Leal (1997-1999), ya fallecido, que se retiró antes de acabar su mandato para participar sin éxito en la carrera presidencial de su país; el nicaragüense Mauricio Herdocia (1999-2000) que ejerció el cargo ad interim, sumándolo a su lista de contribuciones a la integración; el salvadoreño Óscar Santamaría (2001-2004); el hondureño Aníbal Quiñones (2005-2008); y Juan Daniel Alemán (2009-2013), candidato propuesto por Guatemala.

La función de Secretario General del SICA es determinante para el funcionamiento y el pulso político del Sistema. Sus competencias sobre el conjunto de órganos e instituciones son de coordinación aunque carece de instrumentos formales para ejercerlas, más allá de su condición de Secretario del Consejo de Ministros de Relaciones Exteriores y de la Reunión de presidente/as y de su rol en el Comité Ejecutivo. Pero en la práctica ejerce un real liderazgo en el proceso. Lo hace por su interlocución de primer nivel con los Estados miembros, por su incidencia global en el proceso y por su indiscutible rol de interlocutor con los crecientes socios externos de la región. Las instituciones, con pocas excepciones, reconocen su competencia de coordinación y articulación del Sistema.

La capacidad para detectar los intereses de los estados miembros es una virtud esencial para ejercer el cargo. Como lo es la de forjar consensos en torno a esos intereses que son frecuentemente discrepantes, no por la actitud de sus miembros sino porque la integración consiste precisamente en jugar con intereses no coincidentes para responder a objetivos comunes. Por ello, el mandato de la Secretaría General se ha convertido en la unidad temporal de planificación de la integración centroamericana. Más aún si la región persistiera en respetar las 5 prioridades definidas en su Plan de Acción como herramienta de planificación de objetivos, instrumentos, programas, financiación propia y externa y rendición de cuentas a la ciudadanía. La definición de una agenda clara y factible, más en unas líneas que en otras, ha sido una de las variables que hacen de la integración centromericana el proceso más saludable y dinámico del subcontinente americano.

La decisión sobre el nombramiento que tienen que tomar los Estados miembros es determinante para el futuro del Sistema. Como en otros procesos de integración, la decisión es resuelta por los Presidentes o Cancilleres en función de unas candidaturas que intentan respetar la alternancia de variables como la nacionalidad del candidato/a o las familias políticas. Por ejemplo, en la Unión Europea de los 12 había una regla no escrita que empujaba a alternar en el cargo a ciudadanos del norte y del sur de Europa o de las familias democratacristiana y socialdemócrata.

Pero esa regla no escrita cambió en Europa y el artículo 17.7 de la versión consolidada del Tratado de la UE y del Tratado de funcionamiento de la UE define lo siguiente sobre el nombramiento del Presidente de la Comisión Europea:

Teniendo en cuenta el resultado de las elecciones al Parlamento Europeo y tras mantener las consultas apropiadas, el Consejo Europeo propondrá al Parlamento Europeo, por mayoría cualificada, un candidato al cargo de Presidente de la Comisión. El Parlamento Europeo elegirá al candidato por mayoría de los miembros que lo componen. Si el candidato no obtiene la mayoría necesaria, el Consejo Europeo propondrá en el plazo de un mes, por mayoría cualificada, un nuevo candidato, que será elegido por el Parlamento Europeo por el mismo procedimiento.

El Consejo, de común acuerdo con el Presidente electo, adoptará la lista de las demás personalidades que se proponga nombrar como miembros de la Comisión. Éstas serán seleccionadas a partir de las propuestas presentadas por los Estados miembros, de acuerdo con los criterios enunciados en el párrafo segundo del apartado 3 y en el párrafo segundo del apartado 5.(…)

Estrenamos en las elecciones al Parlamento Europeo de mayo de 2014 esta nueva disposición y ya las familias políticas europeas han definido sus candidatos. El alemán Martin Schulz es el candidato de la socialdemocracia; el expresidente del Eurogrupo, el luxemburgués Jean-Claude Juncker, es el candidato de los populares; el belga Guy Verhofstadt por los liberales; el líder del partido griego Syriza, Alexis Tsipras, por la izquierda europea; y de forma similar otros grupos, entre los que los Verdes han puesto en marcha por primera unas primarias paneuropeas para elegir a su candidato.

En Centroamérica se trabajaba con la regla no escrita de la alternancia de nacionalidades cuando fuera posible. La norma ha cambiado pero si repasan la lista de Secretarios generales, verán que no está lejos el momento de una candidatura costarricense. Pero en la XLI Reunión Ordinaria de Jefes de Estado y de Gobierno de los Países del Sistema de Integración Centroamericana (SICA) se aprobó un nuevo sistema de nombramientos que define la rotación de 8 Secretarías entre los 8 estados miembros en una resolución que dice en su acuerdo II lo siguiente (entre paréntesis el país al que se adjudica en el acuerdo III):

Instruir a los Consejo de Ministros e instancias decisorias correspondientes, de acuerdo con sus facultades, a organizar y concretar los nombramientos de titulares, por vencimiento de término en el 2013 o por encontrarse en situación especial, las siguiente entidades: Secretaría Ejecutiva de CEPREDENAC (Costa Rica); Presidencia Ejecutiva del BCIE (Honduras); Secretaría del SITCA (Nicaragua); Secretaría Ejecutiva del CAC (Belice); Secretaría General de la SIECA (Panamá); Secretaría General de la Integración Social (República Dominicana);  y Secretaría de Seguridad Democrática de Centroamérica (Guatemala).

Sobre la Secretaría General del SICA, la resolución dice en su acuerdo V:

Imagen1Habría mucho que decir sobre la ejecución de esta resolución. Su negociación fue el final de un proceso interesante de negociación de posiciones nacionales en torno a la integración. La resolución (que por cierto incluye por error a la Secretaría de la CECC) no desarrolla detalles que permitan definir con rotundidad la normativa a aplicar en un caso como el que se ha producido. El proceso no ha arrancado pero parece claro que El Salvador ejercerá su derecho a agotar su turno proponiendo una terna o una nueva candidatura. La resolución define la primera rotación, la celebrada en 2013, pero no las siguientes. La fórmula definida en la resolución cumplió la función de responder a las demandas específicas de posicionamiento de los países y a articular sus intereses en un momento de cierta tensión política. Pero tiene riesgos porque la adjudicación del turno a un país limita la competencia de las candidaturas y el equilibrio de intereses. Más aún cuando el nombramiento se hace de forma extraordinaria y desligada de los nombramientos de las demas secretarías.

Una vez más, la letra pequeña de la integración plantea retos trascendentes a los países centroamericanos y en este caso a El Salvador.  Se acaban ya los procesos electorales en  Centroamérica con las elecciones del 6 de abril en Costa Rica y de mayo en Panamá. La elección de Secretario General, la capacidad de liderar de los presidentes y  los nuevos gabinetes van a definir un nuevo escenario para un período en el que la integración ya no tendrá excusas para ofrecer resultados tangibles a la ciudadanía.

Advertisements

One Comment on “Nombramiento trascendente, nuevo escenario para el SICA”

  1. […] escribí sobre la importancia del cargo con motivo del nombramiento de la Dra. Victoria Marina de Avilés que acaba hoy su mandato. Le ha […]


Deje un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s