8/25 Ocho ideas sobre veinticinco años de cooperación española

El pasado 18 de diciembre se celebró en la sede de AECID un seminario de cierre de los actos de celebración y reflexión sobre los 25 años de la cooperación española. Tuve la fortuna de participar en la organización del seminario relativo a la cooperacion con los procesos de integración. Pero la presentación conjunta de todos ellos me sugirió estas 8 ideas.

1. La celebración de esta serie de seminarios ha dado lugar a un proceso de reflexión y sistematización que constituye un valioso ejercicio de recuperación del pasado y de debate sobre el futuro de la cooperación española. En un primer análisis, la visión sectorial y latinoamericana de la cooperación española que ofrecen los seminarios revela una experiencia de cooperación más sustanciosa y con más orientación estratégica de lo que el propio discurso de los actores españoles hace suponer, siguiendo esa tradición de cuestionar lo bien hecho en casa y alabar el embellecimiento de lo superfluo que tan bien practican otros actores de la cooperación internacional.

2. Desde finales de 2013 se han celebrado 12 encuentros y seminarios en materia de patrimonio, educación, agua y saneamiento, gobernanza local y ciudadanía, integración regional y desarrollo, acción humanitaria, desarrollo rural, seguridad alimentaria y nutrición, cooperación con pueblos indígenas, género en desarrollo, medio ambiente y cambio climático y gobernabilidad democrática en América Latina y Caribe. Son los 12 sectores en los que la AECID ha decidido presentar sus 25 años de cooperación en América Latina que es el ámbito geográfico en el que se enfoca el análisis.

3. Los seminarios ofrecerán también una amplia documentación del trabajo en cada uno de esos sectores a través de la publicación de los debates y de la documentación generada para su preparación. El primero de estos productos de sistematización y divulgación es la muy recomendable visita virtual a las 12 exposiciones que acompañaron los seminarios celebrados en los centros de formación de la cooperación española – http://www.visionangular.com/visitas_virtuales/aecid2/visita_virtual.html.

4. Los seminarios han tenido otra virtud y es la de estar enfocados a la reflexión sobre el futuro de la cooperación en un entorno de cambio de época y frente a la necesidad de crear una relación distinta con América Latina que responda mejor a los cambios en uno y otro lado. Pero sorprende que del análisis del futuro se escabulla la variable presupuestaria. ¿Cómo enfrentar el futuro sin previsiones ni planes sobre la evolución de los instrumentos y sus presupuestos en la cooperación en España? Es un déficit importante de este debate sobre el futuro de la cooperación española.

Seminario 25 años AECID

Parte del equipo de las direcciones sectoriales y geográficas de la AECID exponiendo en el seminario las reflexiones derivadas de la sistematización sobre los 25 años de la cooperación española.

5. La lista de sectores nos pone precisamente ante uno de nuestros dilemas: ser un actor global o uno especialista. Revisando los 25 años con esa clave sectorial, podría ser que la principal dispersión de nuestra cooperación no fuera la geográfica sino la sectorial. ¿Podemos llevar adelante contribuciones significativas en tantos sectores? Parece obvio que nuestro afán es el de ser un actor global del desarrollo y la cooperación. Muchos factores nos animan a ello pero eso implica la consolidación de la política de cooperación, y la de sus instrumentos y sus presupuestos.

6. De la primera síntesis de los seminarios que nos ofrecieron en Madrid los técnicos responsables de la AECID para cada sector, surgían algunos valores de la cooperación española que tienen menos que ver con la expertise de los agentes de la cooperación española y más con el modo de hacer cooperación. Dos elementos comunes surgían notoriamente en el balance de las 12 experiencias sectoriales. Primero, la capacidad de la cooperación española de acompañar los procesos de desarrollo de los países socios y su flexibilidad para adaptarse a sus dificultades y a los cambios de entorno. Segundo, su especialidad en promover el fortalecimiento institucional de los estados y actores no estatales de los países socios y de crear redes en torno a ellos tanto en ámbitos nacionales como regionales o multilaterales. Aunque estas virtudes no se han explotado siempre de forma consciente, son elementos que fomentan una cooperación comprometida con los principios de la ayuda eficacia… desde antes de que estos se formularan.

7. Estas virtudes tienden a reforzar la posición que defiende que la cooperación española no abandone su especial atención a los países latinoamericanos y anima a reforzar los argumentos que la cooperación española han planteado en defensa de la cooperación con los países de renta media. Más aún cuando esa posición se ve reforzada por los debates sobre la desigualdad o el new bottom billion como fundamento de los nuevos objetivos de desarrollo sostenible.

8. El debate que la cooperación española ha promovido sobre sus primeros 25 años permite además explorar nuevas modalidades, enfoques e instrumentos que eviten la tentación de seguir haciendo lo mismo o la de confundir flexibilidad con la falta de rigor. Algunas posibilidades de innovación en la cooperación con los países de renta media y los países latinoamericanos son evidentes hablando en términos de cooperación triangular Sur-Sur u Horizontal, o en términos de cooperación con procesos de integración regional, el objeto de uno de los seminarios, cuyo diseño y desarrollo apoyamos desde la Fundación ETEA.

Advertisements


Deje un comentario

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s